Déjanos un mensaje

ALBALAB

Ni en algún rincón perdido del continente africano, ni en la refinada Provenza, ni en las alturas alpinas. La mayor riqueza de reservas de la biosfera a nivel global está en la Cornisa Cantábrica,  concretamente en los bosques leoneses. Es allí donde, tras más de treinta y cinco años al frente de su farmacia, Pilar Pérez creó en 2019 un laboratorio independiente donde desarrollar una línea de cosmética orgánica propia: Albalab Bio.

Formada en fitoterapia, homeopatía, dermocosmética y cosmetología, entre otras especialidades, la pasión de esta emprendedora enamorada de su tierra siempre han sido los productos capaces de restaurar no solo la piel, sino también el equilibro emocional. “Van intrínsecamente unidos, es importante encontrarse bien a nivel interno para irradiar un buen aspecto”. Desde el principio su propósito fue utilizar productos naturales ecológicos y evitar así la presencia de sustancias nocivas. Pero Pilar quiso darle una vuelta de tuerca y hacer que sus cosméticos fueran no solo sostenibles y green, sino también altamente eficaces. “Combino los ingredientes bio con principios activos de eficacia probada a nivel clínico, aquellos que la piel necesita para estar joven y sana, como la vitamina C, el ácido ferúlico o el retinol”. La combinación perfecta para conseguir una cosmética limpia y eficaz que ya se vende en varios países del Mundo.