¿Hola, podemos ayudarte?

BEE VENOM MAJESTIC

Es bien sabido entre cosmetólogos y médicos que el veneno de abeja, es un ingrediente muy potente para paliar cualquier proceso antiinflamatorio, pero ahora está más en la palestra que nunca  ya que ha sido rebautizado como  “el bótox natural”. Por eso esta firma de cosméticos ha formulado un polipéptido que actúa idéntico al veneno de abeja. Como sabéis no se puede usar el veneno en sí porque las abejitas están en extinción y ya sabéis de nuestro compromiso con el medio ambiente y los animales.

 

Su efecto lifting es inmediato, borra líneas de expresión y aumenta la producción natural del colágeno a la vez que repara las células.  La primera en poner de moda un activo a base de veneno de abeja fue Kate Middleton en su boda, con un rostro perfecto y lleno de luz. La prensa inglesa se hizo eco, entonces, del tratamiento que la misma Camilla Parker Bowles le recomendó a su nuera. Y no solo Kate: Kylie Minogue, Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow o Claudia Schiffer son fans confesas del elixir.

El cine también ha reflejado los enormes beneficios de la apiterapia: En la película Blancanieves (Mirror, Mirror, 2012), Julia Roberts, la madrastra, se somete a la picadura de abejas para restar años a su rostro.

Estamos ante una alternativa para las personas que no quieren someterse a pinchazos y prefieren un efecto más natural en su piel.