Déjanos un mensaje

ESTHEDERM

La excelencia en la protección solar. Así se podría definir bien esta firma de cosmética que tiene una filosofía muy distinta al resto de marcas especializadas: "nuestra melanina es nuestra capacidad de defensa ante el sol pero si la sobreprotegemos, conseguiremos el efecto contrario como por ejemplo aumentar las pigmentaciones en la piel". Precisamente de lo que se trata es de estimular nuestros propios mecanismos de protección naturales. Y esto es uno de sus grandes éxitos. Además sus formulaciones incluyen activos anti-edad muy potentes, convirtiendo estos cosméticos en cremas de día y noche de lujo. Uno de sus productos estrella es el prolongador del bronceado, que además de servir como “after-sun” consigue mantener el tono durante mucho más tiempo.

 En el origen de esta marca está -no podía ser de otro modo- un apasionado del sol. Jean-Noël Thorel, biólogo y farmacéutico francés, es especialista en el comportamiento celular y pionero de numerosas investigaciones sobre la bioecología cutánea. Sus tratamientos son revolucionarios, porque han dado la vuelta a las teorías tradicionales sobre los efectos de la exposición social y su influencia en el envejecimiento cutáneo. Los productos solares Esthederm tratan de estimular la autoprotección natural contra los efectos nocivos de la radiación para que todos,  sea cual sea nuestro fototipo, podamos disfrutar de los efectos beneficiosos del sol y lucir un bronceado rápido, intenso y duradero sin que se vea dañado nuestro ADN. La tecnología patentada Global Cellular Protection preserva la calidad y la juventud de la piel expuesta al sol neutralizando el fotoenvejecimiento y permite que las células cutáneas más resistentes a  la radiación solar reactiven los mecanismos de defensa y de reparación celular.